EL CAPITÁN PERDIDO

Título: Cronicones del Espacio 2: El Capitán Perdido

Autor: M.A. Salas y Z.W. Kepler

Año: 2013

Estado: Publicado en papel en Amazon

Notas: —

Edición: —

Lugar de publicación: Madrid

Editorial: Universo Borg

Paginación: —

Ilustraciones: —

Tamaño: —

CDU: —

Encabezamientos de materia: —

Precio: —

 Cigarrón del Monte se mondó de risa en la primera aventura del capitán Miguel, pero en esta está pasando mucho miedo. El capitán ha desaparecido y la Chatarra Alocada y su tripulación lo buscarán en sitios llenos de criaturas raras, entre ellos, Anicka, una niña vampiro.

Reclamo

Pues aquí estoy yo, Cigarrón del Monte, dispuesto a contaros la arrolladora, desmesurada, infrecuente nueva aventura de mi capitán, el capitán Miguel, al que por cierto, ¡no hay quien le encuentre! Ni Dominoe convirtiéndose en gata, ni Multibrazos con sus ocho mecánicos brazos han podido. Aunque también lo ha intentado el ratón Pollito con su sabiduría. Y, sí, acertáis al suponer que Pesaíto estará muy triste en su pecera. ¿Alocada? No, nuestro bajel cósmico perdió la conexión con él cuando huíamos de las naves matamarcianos 2D. ¿ Que si le hemos preguntado a los Crownbibestiarrones? ¿Que si hemos mirado en el planeta Tenebroso, en el planeta Borrasca o en Isla de Arrugas, la guarida de los Pasmaos? Pues no, la verdad es que me estáis dando buenas ideas… No entiendo, darnos prisa, ¿por qué? Pues no os asustéis, conozco a esos tipos y os diré que lo peor de lo peor es que os estén atacando, sí, a vosotros, a los del planeta Tierra. Permaneced fuertes y unidos, vamos en vuestra ayuda. Con el capitán o sin él.


Capítulo 1

—¡CAPITÁN MIIIGUEEEEEL!

—¡Capitán Miiigueeeeel!

—(¡Capitaaaaaaán!)

—¡CAPITAN MIIIGUEEEEL!

—¡Nada, que no contesta! ¡Ah, que estáis ya ahí! Pues a los que me conocéis, me alegra veros de nuevo, y a los que no, me presentaré.

Soy Cigarrón del Monte, de profesión narrador y miembro de la tripulación espacial La Chatarra Alocada.

Las otras voces que habéis oído en la lejanía son de algunos miembros de la tripulación. Por ejemplo, el que gritaba el nombre del capitán algo más alejado de mí es Multibrazos, el técnico de la nave, un robot que se enorgullece de pertenecer a la primera generación de robots con sentimientos.

Multibrazos tiene la pifia de años, pero está más nuevo que el primer día y, si no miradlo cómo trae sobre uno de sus cuarenta dedos la pecera de Pesaíto, girándola como un balón de fútbol, si es que… está hecho un chaval…

Pesaíto, también miembro de la tripulación, es un pez de colorines que se ocupa de la navegación por el mar en las raras ocasiones en las que no navegamos por el espacio sideral. A Pesaíto no le gusta ser transportado por Multibrazos porque le fastidia que su larga barba de estropajo de aluminio se cuele en la pecera y él se choca contra ella, mientras el otro no para de dar vueltas con el dedo a la pecera… Y, a pesar de sus cuitas, no por ello deja de estar menos preocupado que los demás porque, como ya he dicho antes, ¡SE NOS HA PERDIDO EL CAPITÁN MIGUEL!

Pollito, el ratón sabio, otro miembro de la tripulación, y cuyo nombre se debe a su color amarillo (eso es, amarillo pollito, lo habéis adivinado) está también grita que grita llamando al capitán Miguel, pero con este viento que hace aquí, en el planeta Borrasca, ni se le oye.

De todas maneras, no lo dudéis queridas niñas y queridos niños, porque ni el viento más picudo, ni la lluvia más ácida, ni la nieve más helada, ni el granizo más grueso, ni la niebla más cerrada, ni los truenos más ensordecedores y, ni mucho menos, los rayos más relampagueantes conseguirán que abandonemos la búsqueda del capitán Miguel, que en esta nueva aventura que comienza será… (redoble de tambores)… EL CAPITÁN PERDIDO.


 

No se ha encontrado entradas

Impactos: 30

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 × dos =